Mantenimiento de paneles solares e instalaciones solares

mantenimiento de paneles solares e instalaciones solares fotovoltaicas

Índice

Comparte este artículo

Las instalaciones solares, tanto si son de paneles fotovoltaicos o térmicos, necesitan ciertos cuidados. El mantenimiento de paneles solares, tanto para garantizar que todos sus componentes funcionen correctamente durante el día a día, como para prolongar todo lo posible la vida útil de la instalación.

Resistencia y durabilidad de los paneles solares

Una de las grandes ventajas de los paneles fotovoltaicos es que tienen una gran resistencia y durabilidad. Una vida útil promedio que puede alcanzar hasta los 40 años. La garantía de los buenos fabricantes suele extenderse, por lo general, hasta los 20 o los 25 años en producción de energía. Con el paso del tiempo pueden ir perdiendo algo de eficiencia lentamente. Además el mantenimiento que necesitan los paneles solares es mínimo, sencillo y barato, pero es un paso que no conviene saltarse, si deseamos prolongar al máximo su duración.

Cabe destacar que los paneles solares que instalamos en EFC SOLAR, son de primeras marcas y que ofrecen garantías de hasta 40 años en producción de energía. Eso da la seguridad que pueden funcionar perfectamente durante muchísimos más años.

¿En qué consiste el mantenimiento de paneles solares?

El mantenimiento de los paneles solares es esencial para garantizar un rendimiento óptimo y una vida útil prolongada del sistema. Aunque los paneles solares requieren poco mantenimiento en comparación con otros tipos de generación de energía, algunas tareas deben llevarse a cabo de manera regular. Aquí hay algunas actividades típicas de mantenimiento:

  1. Limpieza: La acumulación de suciedad, polvo, hojas o excrementos de aves en la superficie de los paneles solares puede reducir la cantidad de luz solar que llega a las células fotovoltaicas, disminuyendo así la eficiencia del sistema. La limpieza regular de los paneles puede realizarse con agua y un cepillo suave o un limpiador específico para paneles solares. Sin embargo, en muchas regiones, la lluvia ocasional es suficiente para mantener los paneles relativamente limpios.
  2. Inspección visual: Realizar inspecciones visuales periódicas es importante para detectar posibles problemas, como grietas en el vidrio, daños en los marcos, conexiones eléctricas sueltas o cualquier otro problema evidente. Estas inspecciones pueden ayudar a abordar problemas antes de que afecten el rendimiento del sistema. Otra de las consecuencias es que puede provocar lo que se conoce como puntos calientes, que son zonas donde la energía no se disipa adecuadamente y presentan una temperatura excesivamente elevada. Para este tipo de mantenimiento preventivo no se deben emplear métodos agresivos que puedan dañar la superficie de los paneles, como productos químicos abrasivos, estropajos o cepillos. Simplemente se pueden limpiar con un poco de agua un trapo o esponjas y materiales especiales.
  3. Monitoreo del rendimiento: Utilizar sistemas de monitoreo para supervisar el rendimiento del sistema solar. Algunos inversores y sistemas de gestión energética permiten a los propietarios rastrear la producción de energía y recibir alertas en caso de problemas.
  4. Mantenimiento eléctrico: Verificar las conexiones eléctricas para asegurarse de que estén bien ajustadas y sin corrosión. Los cables y conexiones defectuosos pueden afectar la eficiencia del sistema y, en última instancia, la producción de energía.
  5. Podas y limpieza del entorno: Asegurarse de que no haya obstrucciones, como ramas de árboles, sombras de edificios cercanos u otros elementos que puedan reducir la cantidad de luz solar que alcanza los paneles.

Es importante seguir las recomendaciones del fabricante para el mantenimiento y, si es necesario, contar con personal capacitado para llevar a cabo tareas más especializadas. Además, ten en cuenta que algunos sistemas de energía solar pueden tener funciones automáticas de limpieza, como paneles solares con recubrimientos repelentes de suciedad.

¿Por qué requieren un mínimo mantenimiento los paneles solares e instalaciones solares?

En comparación con muchas otras formas de generación de energía, los paneles solares fotovoltaicos requieren muy poco mantenimiento. Esto es una de las ventajas clave de la energía solar. Algunas de las razones por las cuales los paneles solares requieren poco mantenimiento incluyen:

  1. No hay partes móviles: Los paneles solares fotovoltaicos no tienen partes móviles, lo que significa que no hay desgaste mecánico significativo. No hay engranajes, turbinas u otros componentes que necesiten ser lubricados o reemplazados con regularidad.
  2. Durabilidad de los materiales: Los materiales utilizados en la fabricación de paneles solares, como el vidrio, aluminio y silicona, son resistentes y duraderos. Estos materiales están diseñados para soportar condiciones climáticas adversas y mantener su integridad estructural a lo largo del tiempo.
  3. Baja susceptibilidad a la corrosión: Los paneles solares están fabricados con materiales que son resistentes a la corrosión, como los marcos de aluminio. Esto ayuda a mantener la integridad del sistema incluso en entornos húmedos o salinos.
  4. Vida útil prolongada: La mayoría de los fabricantes de paneles solares ofrecen garantías de rendimiento que pueden extenderse hasta 25 años o más. Esto refleja la confianza en la capacidad de los paneles para funcionar de manera eficiente durante un período prolongado sin requerir un mantenimiento intensivo.

Aunque el mantenimiento es mínimo, es importante realizar inspecciones y limpiezas periódicas para garantizar el rendimiento óptimo. Además, el monitoreo regular del sistema puede ayudar a detectar cualquier problema potencial antes de que afecte significativamente la producción de energía. En general, la simplicidad y la durabilidad de los paneles solares contribuyen a su atractivo como fuente de energía limpia y sostenible.

Hay que tener en cuenta que los paneles solares se instalan a la intemperie y deben soportar una serie de inclemencias. Por eso es tan importante brindarles un cuidado periódico de revisión y limpieza que sin duda contribuirá a evitar averías en el futuro. Aquí detallamos las principales ventajas de realizar un buen mantenimiento periódico a la instalación fotovoltaica:

  • Se contribuye a que la superficie de los paneles se mantenga en perfectas condiciones, algo que afecta positivamente al aprovechamiento de la energía solar y favorece su rendimiento.
  • La eficiencia energética se mantiene estable.
  • Un mantenimiento periódico prolonga la vida útil de la instalación, ya que permitirá que todos sus componentes estén en buen estado y funcionen perfectamente.
  • Ayuda a ahorrar dinero en reparaciones de grandes averías, ya que se puede evitar que pequeños fallos deriven en un problema que afecte al resto del sistema.
  • También favorece la independencia energética a través de un mayor ahorro en factura. Al mantener la máxima eficiencia energética de la instalación, es menos necesario recurrir a la red eléctrica u otro tipo de combustibles.
  • Por último, es un ahorro a la larga en mantenimiento y en el recambio de piezas deterioradas.

¿Cada cuanto tiempo hay que limpiar las placas solares?

La frecuencia con la que debes limpiar las placas solares puede depender de varios factores, como el entorno en el que se encuentran, la cantidad de suciedad acumulada y las condiciones climáticas locales. En general, se recomienda realizar la limpieza de los paneles solares de forma periódica para mantener su eficiencia. Aquí hay algunas pautas generales:

  1. Clima y ubicación: En áreas donde llueve con frecuencia, la limpieza natural de la lluvia puede ser suficiente para mantener los paneles relativamente limpios. En climas más secos o en lugares con altos niveles de polvo, contaminación o polen, es posible que sea necesario limpiarlos con mayor frecuencia.
  2. Estacionalidad: La estacionalidad también puede influir en la necesidad de limpieza. Por ejemplo, durante el otoño, las hojas pueden caer sobre los paneles, mientras que en primavera puede haber más polen en el aire.
  3. Eficiencia del sistema: Si notas una disminución significativa en la producción de energía de tu sistema solar, puede ser un indicador de que los paneles necesitan limpieza. Monitorea el rendimiento del sistema y considera la limpieza si observas una reducción en la generación de energía.
  4. Recomendaciones del fabricante: Consulta las recomendaciones del fabricante de los paneles solares. Algunos fabricantes pueden proporcionar pautas específicas sobre la frecuencia y los métodos de limpieza.

En muchos casos, la limpieza de los paneles solares se puede realizar con agua y un cepillo suave. Evita el uso de productos químicos abrasivos que puedan dañar la superficie de los paneles. También es recomendable realizar la limpieza en momentos del día en que los paneles no estén generando electricidad para evitar riesgos eléctricos.

La recomendación general para realizar un mantenimiento de paneles solares es de una o dos veces al año. Es necesario tener en cuenta las condiciones ambientales y climatológicas, y la ubicación de la instalación. Por ejemplo, si se encuentra en las cercanías de una una carretera muy transitada, la suciedad se acumulará más rápido. Lo mismo que en zonas industriales, o en entornos donde haya mucho polvo. Si se dan estas condiciones, la limpieza debería realizarse con mayor frecuencia. Recordemos que las placas fotovoltaicas están formadas por fotones que reaccionan a la radiación solar para generar electricidad, por lo que la suciedad dificulta o impide que esta reacción se produzca, ya que se reduce la cantidad de radiación directa que recibe. Realizar varias limpiezas de mantenimiento al año es suficiente para garantizar el buen funcionamiento de la instalación.

mantenimiento de paneles solares
mantenimiento de placas solares

Revisión de cableado y funcionamiento de los componentes

Además del mantenimiento básico de los paneles, es conveniente revisar con cierta frecuencia que el resto de los componentes de la instalación se encuentran en buen estado y funcionando correctamente. Por una parte hay que vigilar el cableado, que se encarga de conectar las placas solares con los inversores fotovoltaicos y con las baterías, si las hubiera.

Es fundamental, por lo tanto, verificar que el sistema de cables no presente ningún deterioro, y que están realizado las conexiones de forma eficaz. De lo contrario podría verse afectada la producción de energía. Otra de las averías más comunes en las instalaciones de placas solares son las microfracturas, que conviene tener localizadas desde el primer momento. En un principio no tienen por qué afectar al rendimiento general del sistema, el problema es que con el tiempo se van extendiendo hasta convertirse en grietas. Estas pueden dar lugar a puntos de calor, por lo tanto es un problema que conviene atajar cuanto antes.

La revisión del cableado en las instalaciones fotovoltaicas es un aspecto crítico para garantizar un funcionamiento seguro y eficiente del sistema solar. Aquí hay algunos puntos clave a tener en cuenta durante la revisión del cableado:

  1. Inspección visual: Realiza una inspección visual completa de todo el cableado, desde los paneles solares hasta el inversor y la conexión a la red eléctrica. Busca cualquier signo de daño físico, desgaste, corrosión o conexiones sueltas.
  2. Protección mecánica: Asegúrate de que los cables estén protegidos adecuadamente contra daños mecánicos, ya sea por roedores, animales u otros elementos externos. Utiliza conductos y protecciones donde sea necesario.
  3. Conexiones eléctricas: Verifica la integridad de todas las conexiones eléctricas. Asegúrate de que los cables estén bien conectados y que no haya corrosión en los terminales. Las conexiones sueltas o corroídas pueden generar resistencia eléctrica adicional y afectar el rendimiento del sistema.
  4. Compatibilidad y calibre de cables: Asegúrate de que se utilicen cables con el calibre correcto según la capacidad del sistema. El uso de cables inadecuados puede generar pérdidas de energía y aumentar la resistencia eléctrica.
  5. Identificación de cables: Etiqueta correctamente todos los cables para facilitar la identificación en caso de mantenimiento o reparación. Esto es especialmente importante en instalaciones más grandes.
  6. Protección contra sobrecorriente: Verifica que los dispositivos de protección contra sobrecorriente, como fusibles o interruptores de circuito, estén instalados correctamente y cumplan con los requisitos del sistema.
  7. Protección contra sobretensiones: Considera la instalación de dispositivos de protección contra sobretensiones para proteger el sistema contra picos de voltaje inesperados.
  8. Aterrizaje adecuado: Asegúrate de que el sistema esté correctamente conectado a tierra según las normativas y estándares locales.
  9. Revisión periódica: Programa revisiones periódicas del sistema para garantizar que el cableado se mantenga en buen estado a lo largo del tiempo.
  10. Documentación: Mantén un registro detallado de la instalación, que incluya diagramas eléctricos, especificaciones de los componentes y cualquier cambio realizado durante el tiempo.

Es recomendable que la revisión del cableado sea realizada por profesionales con experiencia en sistemas fotovoltaicos, y que se realice de acuerdo con los códigos y estándares locales. Además, ten en cuenta las recomendaciones específicas del fabricante de los componentes del sistema fotovoltaico.

mantenimiento de paneles solares

¿En cuanto se puede ver afectado el rendimiento de los paneles solares sin mantenimiento periódico?

La acumulación de suciedad en la superficie de los paneles solares puede provocar una disminución del rendimiento de hasta un 20%. Esta pérdida del rendimiento, multiplicado por el número de paneles, por la cantidad de días que permanecen sucios y por los kilovatios que se dejan de producir, da como resultado una pérdida significativa de producción eléctrica. A la vez que se prolonga el tiempo necesario para amortizar la inversión inicial. El mantenimiento de paneles solares periódico no solo ayuda a obtener una óptima eficiencia del sistema fotovoltaico, sino que también repercute en el aspecto económico.

Servicio y tarifa plana de mantenimiento de paneles solares con EFC Solar

En EFC Solar nos encargamos de las instalaciones de placas solares en todas las etapas del proceso, desde el estudio inicial del proyecto, el asesoramiento en cuanto ayudas y subvenciones, la instalación y puesta a punto, hasta el mantenimiento posterior de los paneles y sus componentes, además de las pequeñas reparaciones que pudieran necesitar. Para ello disponemos de un servicio con tarifa plana, que incluye revisiones periódicas de la instalación y limpieza de los paneles. Para más información, no dudes en contactarnos.

Comparte este artículo

Síguenos en
las redes sociales

Contacto

¿Quieres instalar paneles solares?

Presupuesto y estudio gratuito de ahorro sin compromiso con EFC SOLAR.

Más artículos

Scroll al inicio
placas solares energia solar

¿Más información?

Te llamamos sin compromiso